Facebook Twitter Google +1     Admin

Entrevista a Hamish Fulton

Golsworhy.jpegBuscando información sobre Nils Udo, encontré esta entrevista a Hamish Fulton donde explica las diferentes maneras de andar y el mismo concepto de caminar, además de hablar del trabajo artístico que realiza. El respeto por la naturaleza es una de sus prioridades así como se evidencian diferencias con otros artistas como Richard Long en el sentido de no trasladar su obra fuera de su lugar original, a un espacio cerrado para exhibirlas.

Caminatas / Walks
por Mariano de Santa Ana
LAPIZ Revista Internacional de Arte nº 213 , mayo 2005

CAMINATAS
Lejos de la senda raída del turismo ávido de playas confortables y volcanes domesticados, Hamish Fulton (Londres, 1946), una de las referencias históricas del land art europeo, estuvo en febrero de 2004 caminando siete días por el norte de Lanzarote en respuesta a una invitación de la Fundación César Manrique ( fcm) . La traducción estética de aquella experiencia se mostró en los meses de febrero y marzo en forma de "poesía geográfica" (Francesco Careri) en la sede de la institución canaria: mapas, fotografías y paneles con textos que daban cuenta de los pasos dados y las toponimias encontradas, de la inmediatez de la experiencia y la percepción del espacio. Se trata de una poética de la ausencia, en cualquier caso, pues la representación no puede captar completamente la vivencia del andar, del cuerpo inmerso en el tiempo. Parte de las obras exhibidas, que se mostraron junto a otras anteriores que refieren caminatas de Fulton por distintos puntos del territorio español, pasarán a formar parte de la colección Arte-Naturaleza de la fcm , que ya ha encargado con anterioridad trabajos a artistas-paisajistas como Nils-Udo, Thomas Joshua Cooper, Miguel Ángel Blanco y Axel Hütte.
Pregunta .- ¿Qué es "caminar"?
Respuesta .- Es muchas cosas, pero, para empezar, podría decir que es una forma de acercarse a la naturaleza.
P.- Hemos venido caminando desde la sala de exposiciones hasta la habitación donde hacemos esta entrevista, ¿qué diferencia hay entre nuestro andar y el suyo?
R.- Una y otra caminata están relacionadas. No obstante, cuando camino, solo decido el momento en que comienzo y acabo. La caminata se convierte en un objeto. Una caminata puede existir igual que un objeto invisible en un mundo complejo.
P.- ¿Cabe hablar de "peregrinaje" en su trabajo?
R.- A veces, no siempre. Hay muchas dimensiones en mis caminatas: el peregrinaje, el baile contemporáneo, el ritual o, en el caso de las caminatas largas, una demostración física.
P.- Háblenos acerca de su dimensión dancística.
R.- Una vez hice un proyecto en Francia con un bailarín y pude comprobar de cerca la conexión que hay entre andar y danzar, porque estructuras y planeas la caminata con suficiente antelación. Yo establezco una ruta previa antes de empezar a caminar y el baile también tiene un plan, que se llama coreografía.
P.- ¿Cuál es su mejor obra de arte: el dibujo que han trazado sus pies por el camino o las imágenes que dan cuenta de su marcha en la sala de exposiciones?
R.- No considero una obra de arte las huellas que dejo por el camino. Caminar es arte, y eso se proyecta, por ejemplo, en el libro de artista que hemos editado para esta exposición. Cuando la caminata se acaba, la obra termina del todo.
P.- En sus obras hay una fuerte componente lingüística –textos, mapas, etc.–. Cuando camina, ¿se siente en contacto directo con la naturaleza, o piensa que el lenguaje se interpone entre usted y ella?
R.- El lenguaje se interpone, claramente. La gente cree que, cuando camina por la naturaleza, está sola, pero no lo está, está en compañía de los pájaros, de los reptiles... Cuando construimos una ciudad, lo diseñamos todo, pero cuando penetramos en la naturaleza, nos damos cuenta de que hay una fuerza que desconocemos, que no nos es familiar. La lava de Lanzarote no la ha diseñado ningún arquitecto ni la ha producido ninguna fábrica. Volviendo a la cuestión del arte, yo lo que no hago es coger cosas de la naturaleza y traérmelas a mi casa.
P.- Lo que significa que no expondría usted círculos de piedra en una galería.
R.- No. Además, Fernando Gómez Aguilera, director de la Fundación, me ha explicado que en Lanzarote está prohibido coger piedras.
P.- Pero usted no se apropiaría de esas piedras ni aquí ni donde no estuviera prohibido hacerlo.
R.- No.
P.- ...Y esto contrasta con lo que hace Richard Long.
R.- En efecto. Sin embargo, soy un artista internacional e, irónicamente, genero más contaminación que la gente a la que no le interesa la naturaleza, ya que tengo que coger aviones, usar papel para mis catálogos, emplear vinilo para las exposiciones, etc... No digo que me parezca mal que Richard Long venda piedras, pero yo no lo hago. Una roca de río es redonda porque tiene relación con el agua que la ha erosionado; su sombra la ha creado el río, y yo no quiero quebrar esa relación llevando esa roca a un museo. Uno no puede preguntarle a una roca: "¿Puedo llevarte conmigo a un museo?"... Si usted coge una piedra de Lanzarote y la vende como obra de arte, la naturaleza no se lleva una comisión por ello.
P.- El minimalismo ha generado hijos, nietos y bisnietos. El andar como práctica estética que inauguraron usted y otros miembros de su generación, ¿ha tenido continuadores?
R.- Ahora hay, sobre todo, jóvenes artistas caminando por las ciudades que son muy interesantes, como la norteamericana Danielka Phelps o el grupo italiano Stalker. Una de mis principales preocupaciones es saber lo que hacen artistas como estos.
P.- Cuando llega a un sitio, como ahora a Lanzarote, ¿se informa sobre el mismo o intenta estar lo menos condicionado posible?
R.- Hay caminatas en las que quiero saber mucho y otras en las que no quiero saber nada con antelación.
P.- ¿Por qué en Lanzarote solo ha tomado fotografías de caminos y senderos?
R.- Cada caminata tiene muchas posibilidades fotográficas, pero siempre restrinjo mi elección. En este caso, me he limitado al camino que quedaba por delante y al suelo bajo mis pies.
P.- Se llame autopista o se llame vereda, el camino es algo de lo que usted habla en la autoentrevista que se hace en el libro editado para la ocasión. Es una construcción cultural con un simbolismo fortísimo.
R.- Cuando llegas a un sendero, piensas que la gente hace tiempo, a lo mejor, lo transitaba en burro y que ahora se ha convertido en una carretera. Con Gómez Aguilera hablaba de si es realmente necesaria esta carretera, porque hay otra paralela que pasa al lado. Cada vez más, se cubre el suelo natural con asfalto.
P.- ¿Por qué escogió Punta Mujeres para comenzar su caminata?
R.- Porque me alojaron allí. Es como tirar la moneda a cara o cruz.
P.- Cuando camina por el volcán de La Corona y cuenta 3.250 pasos, ¿ironiza sobre la mente humana, que lo mide todo?
R.- Desde luego, porque ¿a quién le importa eso? Caminé por el volcán en el 2004 y me gustó la idea de recorrerlo por su borde superior, pues no es una carretera ni un camino.
P.- En sus libros suele reproducir botellas de agua locales. En este caso, aparece una de agua de Firgas.
R.- Las Islas Canarias son diferentes de, por ejemplo, la Amazonia. Ésta es el agua de las Islas Canarias. Me interesa señalar la importancia del agua y remarcar, además, que las Canarias están rodeadas de agua. Como decían en una comedia norteamericana, si los seres humanos estamos hechos en un 98% de agua, estamos a un 2% de ahogarnos.
WALKS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)







Rocío G. Brey

Bienvenidos. Sentiros como si estuvieseis en vuestra propia web. Incluso en las de los demás.(Enlaces)

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris